Tienda online de accesorios de fontanería
Consejos

Limpieza y mantenimiento de los radiadores

10 diciembre, 2019
limpieza-y-mantenimiento-de-los-radiadores

Una de nuestras mayores preocupaciones en invierno, respecto al hogar, es que este se mantenga cálido para nuestra familia y que suponga el menor coste posible a nuestro bolsillo. Para que esto suceda hay una medida importantísima que todos deberíamos tomar: mantener adecuadamente nuestra calefacción, lo que pasa por mantener los elementos de esta que nos proporcionan el calor: los radiadores.

Y es que los expertos aseguran que sin un mantenimiento adecuado el gasto de nuestros radiadores puede aumentar entre un 10% y un 20%. Además, un buen mantenimiento de estos puede suponer un alargamiento exponencial de su vida útil.

Antes de que llegue el frío

Más vale prevenir que curar; esta máxima se puede aplicar también al uso de la calefacción. Y es que si antes de que llegue el invierno, invertimos tiempo en purgar los radiadores, nuestra calefacción funcionará adecuadamente desde el primer día ahorrándonos dinero en la factura. Descubre en este post anterior cómo preparar los radiadores para el invierno.

Revisar de vez en cuando

Además de su preparación antes del invierno, conviene que de vez en cuando revisemos si nuestros radiadores siguen funcionando a pleno rendimiento. Conviene que tengamos en cuenta que pueden originarse pérdidas en las juntas de los radiadores.

Se puede comprobar si existen pérdidas con un trozo de papel higiénico seco, pasándolo por las juntas, las conexiones y las válvulas. Si el papel higiénico no se humedece es porque no hay pérdidas. Si se queda húmedo es muy probable que existan fugas que deberán ser reparadas.

En el caso de que las juntas se hayan resecado, estén oxidadas o existan fugas tendremos que cambiar los tapones del radiador.

Para cambiar el tapón hay que desconectar el radiador y cerrar el grifo del paso del agua. Una vez cerrado debemos vaciar el agua que se encuentra en el radiador en un balde. Debemos tener en cuenta que el agua saldrá sucia, acompañada de mal olor. Posteriormente podremos cambiar los tapones por unos nuevos, atornillándolos correctamente para evitar perdidas.

Articulos relacionados

Sin comentarios

Dejar un comentario