Tienda online de accesorios de fontanería
Consejos Cuarto de baño Instalación

¿Cómo se arregla el mecanismo de una cisterna?

8 septiembre, 2020

El inodoro es un elemento del baño de uso frecuente, tanto en el hogar cómo en el trabajo o en cualquier tipo de establecimiento. Con el paso del tiempo, aunque cuente con mecanismos bastante resistentes, algunas de las piezas pueden deteriorarse y hacer que el funcionamiento de dicho mecanismo no esté en su punto óptimo, con consecuencias de pérdidas de agua o falta de carga para evacuar los restos.

Para cualquiera de los arreglos de cisterna será necesario que se tenga a mano un cubo o recipiente para recoger agua sobrante, trapos para evitar que el suelo se cubra de agua.

Te vamos a mostrar distintas formas de arreglar una cisterna paso a paso en función de las averías más habituales.

Materiales y herramientas necesarias para arreglar la cisterna

Junta de válvula descargadora

Junta de válvula grifo flotador

Válvula descargadora        

Grifo flotador   

Latiguillo

Destornillador 

Kit de sujeción cisterna

Junta de estanqueidad exterior de cisterna

Pulsador

Llave de escuadra de corte

Llave inglesa

Alicates pico de loro

Revisa la válvula de descarga

El primer paso es cortar la llave de escuadra de paso de entrada de agua, que está colocada al lado de la cisterna.

Después, aprieta el botón de descarga para vaciar el contenido del tanque.

Desenrosca o saca el pulsador o tirador de descarga de agua. Saca la tapa de la cisterna y colóquela en algún lugar estable y lejos de la zona de trabajo.

Desenrosca la válvula de descarga con cuidado. Comprueba, una vez sacada la válvula, el estado de la junta de estanqueidad. Si ves que está deteriorada, sustitúyela por otra nueva.

Vuelva a montar de nuevo la válvula y abra la llave de paso. Espere a que se llene la cisterna y compruebe que no tiene fugas.

Si está arreglado vuelva a poner la tapa de la cisterna y el pulsador. Si la avería todavía persiste, el cambio que tendrás que realizar será el de la válvula de descarga.

Arregla el grifo de llenado

Si la cisterna se llena, pero no se bloquea el paso del agua colándose por el rebosadero del descargador el problema lo tenemos en el grifo flotador.

Puede ser que solo tengas que regular el llenado, para ello, según el modelo, se hará con alguna tuerca de plástico que regula la altura del llenado de agua.

Si el agua se sigue rebosando, el problema puede estar en la junta de estanqueidad de la entrada de agua en el grifo. Desmonta el grifo flotador, cerrando antes la llave de paso del agua.

Quita la válvula de goma y sustitúyela. Monta de nuevo el grifo, regula la altura de llenado y comprueba que funcione.

Si no funciona, cierre otra vez la llave de paso. Desenrosque el latiguillo de entrada de agua con ayuda de una llave inglesa. También, desenrosca también la rosca de apriete exterior del grifo flotador y su junta.

Saca el grifo flotador y coloque uno nuevo en su lugar. Fíjelo bien a la pared del sanitario con la junta de estanqueidad y la tuerca de apriete.

Monta otra vez el latiguillo, si es del mismo diámetro que el tubo de entrada de agua, en el nuevo grifo flotador. Si no, pon un latiguillo nuevo adecuado.

Abra la llave de paso y compruebe que todo funciona.

Cambia las juntas de sujeción

Comprueba que las palomitas o las tuercas de sujeción están bien apretadas. Prueba a ver si el problema se soluciona volviendo a apretar las piezas.

Si sigue goteando, tienes que cambiar el sistema de sujeción de cisterna e inodoro. Cierra la llave de paso, descarga totalmente la cisterna y desmota el latiguillo.

Quita las palomillas o tuercas que sujeten la cisterna por debajo del inodoro.

Saca la cisterna, quitando el vástago y las juntas de estanqueidad del sistema de sujeción y deposítelo en un sitio seguro.

Limpie la base del inodoro y compruebe que la junta de asiento y estanqueidad están en un buen estado, sino ponga una nueva.

Ponga la junta de asiento, y meta desde el interior de la cisterna el nuevo vástago roscado con sus juntas de goma y metálica.

Vuelva a montar la cisterna en su sitio y apriete las tuercas o palomillas, poniendo antes las correspondientes juntas de estanqueidad exteriores.

Monta el latiguillo en la llave de corte de escuadra y abre el paso de agua para comprobar que funciona.

Comprueba la llave de paso o el latiguillo

Si el latiguillo de entrada de agua está defectuoso, corte el paso del agua y desmóntelo ayudándote de una llave inglesa.

Pon un latiguillo nuevo comprobando que las juntas que garantizan la estanqueidad están en las tuercas. Al montar el latiguillo debes tener en cuenta que no quede retorcido de manera inapropiada.

Si las fugas de agua están por la llave de corte, hay que cambiarla. Desmonta la llave de corte girándola con una llave inglesa o alicates de pico de loro.

Monta la llave de paso nueva. En la rosca debes poner hilo de teflón para mejorar la estanqueidad.

Coloque de nuevo el latiguillo, uniéndolo a la rosca de la entrada de agua a la cisterna.

Abra la llave de paso del cuarto de baño, y comprueba que no hay fugas de agua.


Siguiendo estos pasos podrás realizar de manera sencilla el arreglo de tu cisterna. Por eso en nuestra tienda online de accesorios de fontanería podrás conseguir accesorios que se adecuen a tus necesidades.

Articulos relacionados

1 Comentario

  • Reply Isabel Tello 10 septiembre, 2020 at 8:38 am

    Un artículo muy interesante para reaparaciones de cisternas y las mejores formas de hacerlo. Muchísimas gracias y saludos

  • Dejar un comentario