Tienda online de accesorios de fontanería
Curiosidades

Tuberías inteligentes. ¿El futuro de la fontanería?

2 abril, 2019
tuberias-inteligentes

La fontanería quizá no sea un sector que nos venga a la cabeza cuando escuchamos noticias sobre innovaciones tecnológicas, quizá ni si quiera cuando se refiere al ámbito del hogar. La casa inteligente del futuro, además de por el internet de las cosas, pasa por la eficiencia de todos sus elementos y no es menos en la fontanería. Este es el principio que siguen las tuberías inteligentes.

La tuberías inteligentes nos permitirán optimizar nuestro consumo de agua controlando mejor los recursos a través de sistemas domóticos. Estas además, serían capaces de prevenir fugas o deterioros que pudieran afectar al sistema de tuberías. Estarían monitorizadas y configuradas de modo que enviarían una alerta en el momento en que detectaran una anomalía, indicando el punto exacto en el que se encontrase.

Por supuesto el aviso se mandaría a un dispositivo móvil o tablet del dueño de la casa, que podría contratar a un profesional antes incluso de que el fallo se llegue a producir, de modo que no quedase interrumpida el consumo de agua por causas mayores.

Además de la gestión de averías, estas tuberías tendrán muchas más funciones que las hagan más eficientes, como por ejemplo, la medición de la presión, la mejora de prestación de servicios y la supervisión y adquisición de datos relativos al consumo. Estos permitirán conocer los momentos que más agua se gasta para gestionarla mejor.

Una nueva forma de afrontar la fontanería

Este avance es de una gran magnitud, precisamente en un sector en el que la mayoría de sus elementos se encuentran tapados por una pared y cuyo estado solo se podía determinar estimando los años que llevaban funcionando o directamente cuando se producía una avería. De este modo la fontanería pasará a ser una actividad preventiva, en vez de únicamente arreglar lo que ya está dañado.


Hoy en día todavía es difícil saber si la implantación de este tipo de tuberías será viable económicamente o no a nivel de usuario. Alguna ciudades ya han comenzado a utilizarlas para su red pública y muchas empresas se están beneficiando de su mayor eficiencia frente a las convencionales. Por el momento lo que es seguro es que hay una alternativa más adecuada al siglo XXI que permite acercar la fontanería a esta época de innovaciones tecnológicas.

Articulos relacionados

Sin comentarios

Dejar un comentario