Tienda online de accesorios de fontanería
Curiosidades

Problemas habituales con la calefacción

7 enero, 2020
problemas-habituales-con-la-calefaccion

Si hay una cosa que nos preocupa en estos meses de invierno es que nuestra calefacción funcione correctamente, para que nuestra familia se encuentre cómoda ante las bajas temperaturas que se dan fuera de casa. Pero todos sabemos que se pueden dar improvistos. Y como el mejor modo de enfrentarse a un problema es estar preparado de antemano hoy hablamos de los problemas más habituales que pueden surgir con la calefacción.

Una avería en la bomba

Este es uno de los problemas que más se pueden dar en nuestra caldera y podemos detectarlo gracias a unos ruidos de rozamiento que se empezarán a escuchar cuando esto suceda. La mejor solución ante esto es sustituir la pieza por una nueva, ya que una reparación parcial puede agrabar el problema con el tiempo.

Bajadas de presión

Si apreciamos que el agua caliente y el calor de la calefacción desaparecen sin motivo alguno, no tenemos que alarmarnos del todo. Es un error muy común en las calderas y que se debe a un pequeño desajuste que se puede arreglar llenando el circuito de nuevo con la presión recomendada por el fabricante de tu caldera.

Obstrucción de la salida de humos

Se trata de un problema fácilmente detectable mediante el panel electrónico de nuestra caldera. En esta caso debemos extremar la precaución, pues el monóxido de carbono que genera el funcionamiento de la caldera ha de evacuarse por el conducto de salida y esto no esta sucediendo correctamente. La mejor y más rápida solución ante esto es llamar a un especialista.

Bloqueo en la bomba de recirculación

La detección de este problema suele darse en seguida, si apreciamos que la temperatura sube en cuanto encendemos la calefacción pero rápidamente se apaga. Se trata de otro problema que tiene difícil solución, si no es con ayuda de un experto en calefacción.

La sonda de temperatura

Este es uno de los problemas más molestos a la hora de ducharse pues esta pieza es la que se encarga de detectar si el agua está caliente, o no, para enviar la orden de calentar más agua al sistema.


Cuando se trata de la caldera las reparaciones no suelen ser sencillas como para atreverse a hacerlas uno por su cuenta. Aun así conviene saber qué puede estar fallando pues llamar a un especialista dándole las instrucciones indicadas puede suponer un ahorro de tiempo y por lo tanto de dinero a la hora de que efectúe la reparación.

Articulos relacionados

Sin comentarios

Dejar un comentario